+ 15 HISTORIAS De TERROR cortas para no dormir

Las siguientes historias de terror son muy cortas. Constan de un máximo de tres líneas y nunca contienen más de dos frases. Pero no dejan menos horror que una historia de terror más larga. Por ejemplo, son excelentes para enviárselos a un amigo en WhatsApp por la noche como un mensaje espeluznante o correo de voz. En combinación con una foto aterradora, puede crear un horror aún mayor.

Te brindamos un ejemplo para que puedas enviar estas historias de terror cortas a quien desees fastidiar el sueño. Un ejemplo: Envía este mensaje de texto “Vi una foto mía en mi teléfono inteligente, en la que dormí tranquilamente. Vivo solo. «En combinación con una foto tuya durmiendo plácidamente.

El remate de estas historias cortas de miedo se abre al final y no siempre es comprensible de inmediato. A veces tienes que pensarlo o leer las líneas dos veces para asegurarte. Por esta razón, las historias de terror breves de 3 líneas también son más para adolescentes y adultos que para niños.

ESTAS SON LAS MEJORES HISTORIAS CORTAS DE TERROR ⤵️

¿Puedes mirar bajo mi cama?

Historias de terror cortas

Lo meto en la cama, lo tapo y me pregunta: «Papá, mira debajo de la cama para ver si hay monstruos». Lo hago para tranquilizarlo – y él se acuesta debajo de la cama, otro él, temblando y con una mirada suplicante: «¡Papá, hay alguien en mi cama!»

¿Vivo solo?

Historias de terror cortas

Descubrí una foto mía en mi teléfono inteligente donde dormía tranquilamente. Vivo solo.

Encerrado en el Espejo

Historias de terror cortas

Me desperté de golpear fuertemente el vidrio duro. Al principio pensé que había alguien en la ventana, hasta que me di cuenta de que venía del espejo.

Yo también lo oigo.

Historias de terror breves

Una niña escuchó a su madre llamarla abajo y se dirigió hacia las escaleras. Pero antes de que pudiera poner el pie en el primer escalón, la madre la agarró del brazo y la llevó al dormitorio: «Yo también escuché eso».

El monitor de bebé

Historias de terror muy cortas

El monitor para bebés me despertó cuando susurró una voz reconfortante que cantó a nuestro hijo hasta que se durmió. Me di la vuelta cansada y mi brazo acarició la espalda de mi esposa, que dormía tranquilamente a mi lado.

Cierra la puerta.

Historias de miedo cortas

Crecí con perros y gatos, así que estás acostumbrado al ruido de arañazos en la puerta de tu habitación. Sin embargo, desde que vivo solo, lo he encontrado extremadamente inquietante.

Detrás de ti.

Historias cortas de terror

Estaba convencido de que mi gato tenía un defecto visual, seguía mirándome. Un día me di cuenta de que realmente estaba mirando algo justo detrás de mí.

La risa del niño.

Historia corta de terror

Nada es más agradable que la risa de un niño, a menos que sea la 1 a.m. y tu vivas solo.

Cierra las puertas.

Historias aterradoras cortas

En todos mis años en esta casa, puedo jurar que he cerrado más puertas de las que he abierto.

Mi hija.

Historias de terror cortas

Mi hija grita y llora toda la noche. Visito su tumba de ella y le pido que se detenga, sin éxito.

No mires arriba

Historias de horror cortas

No le temas a los monstruos, mira a todas partes antes de irte a la cama. Revisa el armario y la cama, busca todos los rincones ocultos de tu habitación, ¡pero nunca mires hacia arriba! Odian que los miren.

El reflejo del televisor

Historias cortas de terror

Me ha estado observando durante horas. Puedo ver sus ojos en el reflejo de la pantalla del televisor. Pero simplemente no me atrevo a dar la vuelta.

La hermana perdida

Historias de miedo cortas

Mi hermana dice que mató a mi mamá. Pero mi mamá dice que no tengo ninguna hermana.

Los Ojos desconocidos.

Historias de terror cortas

Mi familia y yo veraneamos en un lago situado a unos 350 km de mi pueblo más o menos. No me gusta la casa del lago por que mi ventana da a un bosque en el que si te asomas puedes ver ojos brillantes en los matojos moviéndose, eso si no los ves directamente en tu ventana.

La abuela de mi compañero.

Historias de terror cortas

Mi amigo José y yo tenemos una amistad desde pre escolar, pues somos vecinos y vamos juntos a clase todos los días. El problema viene con su abuela, pues vayas a la habitación que vayas de su casa ella está esperando en la puerta mirándote fijamente sin decir nada, además nos prohíbe bajar al sótano de la casa, puerta que cuenta con 4 cerraduras. José no tiene padres.

RECOMENDACIONES ⤵️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *